Hace 208 años nació Rafael María Baralt

Rafael María Baralt, nació en Maracaibo estado Zulia, el 3 de julio de 1810, fue un gran Escritor, periodista, historiador, filólogo, crítico, poeta y soldado por la Independencia de Venezuela, fue el primer latinoamericano en ocupar un sillón en la Real Academia de la Lengua Española.

A los 11 años, integró al ejército patriota de Venezuela y fue abanderado del Cuerpo de Cazadores Volante, del Destacamento de San Carlos y fue testigo de la batalla naval del lago de Maracaibo  el 24 de julio de 1823. Para 1830 había alcanzado el rango de oficial del Estado Mayor y secretario del General Santiago Mariño, a quien acompañó en la Revolución de 1835.

Al margen de su carrera militar, el prócer zuliano realizó su primer trabajo como historiador sirviendo en la ordenación de los documentos de campaña de Mariño. Asimismo, ejerció el cargo de oficial único de la Administración de Correos del Departamento del Zulia.

Su obra dejó huellas

En 1840 Baralt, viajó a París, en la comisión del coronel Agustín Codazzi, para escribir y editar la Historia y la Geografía de Venezuela y el Diccionario de Galicismos.

El Resumen de la Historia de Venezuela, que consta de tres volúmenes, constituyéndose ésta en la consagración literaria de Baralt elaborada con la colaboración de Ramón Díaz Flores, siendo Baralt el redactor principal.

El 13 de septiembre de 1841 se va definitivamente de Venezuela Y en Madrid realizó la mayor parte de su abundante obra literaria.

Entre sus obras ocupa un lugar importante su oda “Adiós a la Patria”, considerada de una impresionante riqueza poética, la más importante y extensa la cual contiene estrofas que irá agregando hasta los días cercanos a su muerte.

La fama generada por su verso y prosa llevan a Baralt a desempeñar cargos públicos importantes como la dirección del vocero oficial Gaceta de Madrid y la administración de la Imprenta Nacional en 1854.

Para esta época, Rafael María Baralt es nombrado ministro plenipotenciario por República Dominicana para lograr el reconocimiento de esta isla como nación independiente por parte de España. Por circunstancias políticas España lo desconoce como embajador, lo priva de sus cargos públicos y lo enjuicia en 1857.

Por la destrucción moral tras un juicio que se le siguió en Madrid y aunque se le reivindicó públicamente no resistió la destrucción moral y murió en Madrid el 4 de enero de 1860, a los 49 años de edad.

Después de su fallecimiento, los restos de Rafael María Baralt se extraviaron y luego de 122 años regresó a Venezuela y actualmente reposan en el Panteón Nacional desde el 23 de noviembre de 1982

Fuente: VTV