Bolivia conmemora 193 años de su independencia

Caracas. – Bolivia conmemoró este 6 de agosto 193 años de su independencia, y es que un día como hoy, pero del año 1825, se proclamó la República de Bolivia y se suscribió en el primer Congreso Nacional el Acta de la Independencia total sin vínculo alguno a otras naciones vecinas y sin dependencia de ningún tipo de otras potencias.

Luego de 16 años de luchas independentistas y la creación de un país propio, Sucre convocó a una Asamblea Deliberante, para definir el futuro del naciente estado. Desde la Paz, firmó el decreto que de convocatoria donde ratificaba el deseo del Ejército Libertador de redimir a las provincias del Alto Perú de la opresión española para que éstas tuvieran dominio propio.

La Asamblea reunida en Chuquisaca redactó el Acta de Independencia. Esta lleva la fecha del 6 de agosto de 1825 en honor a la Batalla de Junín que se produjo un año antes, y destaca que “el mundo sabe que el Alto Perú ha sido, en el continente de América, el ara donde se vertió la primera sangre de los libres y la tierra donde existe la tumba del último de los tiranos”.

La Asamblea decretó que el nuevo Estado llevaría el nombre de Bolívar en honor al Libertador que era declarado padre, protector y primer presidente. También se fijaron los colores del Pabellón Nacional donde el verde debía ir en los extremos y el rojo en el medio. Luego, mediante decreto del 17 de agosto de 1825, se añadieron cinco estrellas de color dorado rodeadas de ramos de olivo y se dispuso cambiar el nombre de República de Bolívar por el República de Bolivia.

La victoria electoral de Evo Morales en 2006, encaminó a Bolivia por un sendero de crecimiento económico y pasó de ser uno los países más atrasados de la región latinoamericana a uno de los que más ha batallado por la inclusión y la justicia social. Con Evo Morales, Bolivia reconquistó su independencia el ganó para el pueblo el control de sus valiosos recursos naturales.

A partir de entonces ha sido indetenible el avance de Bolivia en educación, salud, seguridad social, disminución de la pobreza y la desnutrición crónica infantil. Esto fue posible gracias a la nacionalización de los recursos naturales del país y el rechazo a las recetas neoliberales del Fondo Monetario Internacional.

Prensa Fundayacucho