Gobierno de Uruguay rechaza una intervención armada en Venezuela (Comunicado)

El Gobierno de la República Oriental del Uruguay emitió un comunicado a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, rechazando que la solución para solventar “la situación social” en Venezuela, sea una intervención extranjera, luego que Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), se pronunciara públicamente solicitando una incursión armada contra la Patria de Bolívar.

En tal sentido, el gobierno de Uruguay, reafirma su vocación por el respeto al Derecho Internacional y la solución pacífica de controversias, el fortalecimiento de la democracia y la igualdad jurídica de los Estados.

Igualmente, expresó su preocupación por la intención de algunos dirigentes o gobiernos de “introducir conceptos o doctrinas esgrimidos en otros contextos que en nada son comparables a las situaciones que se viven en la región”, en referencia a la supuesta “crisis humanitaria” que se genera en Venezuela.

A continuación, el texto íntegro:

COMUNICADO DE PRENSA Nº 75/18

El Gobierno del Uruguay, ante sucesos ocurridos en los últimos días relacionados con la situación social, económica y política que atraviesa Venezuela, reitera su más firme adhesión a los principios fundamentales de su política exterior y a los compromisos internacionales adquiridos a nivel regional y global en materia de protección y promoción de los derechos humanos, defensa de la democracia y no intervención.

En este sentido, el Uruguay reafirma enfáticamente su vocación por el respeto al Derecho Internacional y la solución pacífica de controversias, el fortalecimiento de la democracia y la igualdad jurídica de los Estados.

Independientemente de las circunstancias que se invoquen, el Uruguay no respaldará jamás en ningún ámbito una intervención armada en ningún país de la región, como pretendida solución a una crisis interna. Menos aún en el seno de organizaciones regionales en las que nuestro país ostenta una orgullosa tradición principista en la materia, acuñada en la frase “para el Uruguay la palabra intervención, es una palabra maldita”.

El Uruguay expresa asimismo su preocupación por la posibilidad de que se intenten introducir conceptos o doctrinas esgrimidos en otros contextos que en nada son comparables a las situaciones que se viven en la región, como pretexto para intentar legitimar una intervención armada.

Fuente: Correo del Orinoco