A 133 años de la partida física de la Negra Matea

Caracas. – Un día como hoy se cumplen 133 años de la desaparición física de la Negra Matea, quien desde muy joven dedicó su vida a la crianza y educación de nuestro Libertador Simón Bolívar. Nació en un pequeño pueblo de la parroquia San José de Tiznados del municipio Ortiz del Estado Guárico el 21 de septiembre de 1773, después de la muerte de Doña Concepción Palacios y Blanco, Matea se fue a vivir al hato El Totumo en San Mateo, ubicado en el estado Guárico, para encargarse de los quehaceres de la hacienda y de cuidar al pequeño Simón.

Esta insigne heroína fue una importante figura en la vida de nuestro Libertador, aunque ella solo contaba con 10 años de edad, fue el pilar fundamental en la formación de los valores y principios de Simón, al brindarle el afecto de madre y complicidad de los amigos, quien estuvo presente en cada momento hasta el día de su muerte, ella con 103 años de edad estuvo recibiéndolo en el Panteón Nacional en compañía del Presidente Antonio Guzmán Blanco.

Muere el 29 de marzo de 1886 en la ciudad de Caracas. Hoy en día gracias al Presidente Nicolás Maduro, sus restos fueron trasladados al Panteón Nacional el 8 de marzo del 2017, en aras de reivindicar el papel de esta importante figura, por sus luchas incansables en la independencia y soberanía nacional.