Carlos Soto: “Ser becario de Fundayacucho es un orgullo y a la vez una gran compromiso”

Caracas.- La Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho) en 18 de Revolución Bolivariana ha entregado más de 274 mil becas de estudio a la juventud venezolana y del mundo, para apoyarla en la materialización de sus metas profesionales. A través de los beneficios de esta institución educativa, adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (MPPEUCT), han sido muchos los jóvenes que han logrado el sueño de graduarse como profesionales universitarios, y esto ha sido gracias a los esfuerzos impulsados por el Comandante Hugo Chávez y continuados por el Presidente Nicolás Maduro, en la actualidad.

Carlos Soto

Carlos Soto

En materia de educación universitaria, el Gobierno Bolivariano por medio de Fundayacucho, ha suscrito diversos convenios de cooperación, lo cual ha permitido que jóvenes de naciones hermanas hayan venido hasta nuestro patria a formarse como profesionales, y que jóvenes venezolanos estén cursando sus estudios universitarios en prestigiosas universidades del mundo, en países como Argentina, Rusia, China, Belarúz, entre otros. Tal es el caso del joven zuliano Carlos Soto, quien en estos momentos está a punto de culminar una maestría en Metodología de la Investigación Científica en la Universidad de Lanús, de la ciudad de Buenos Aires.

Durante una breve visita a la ciudad de Caracas, Carlos accedió a conversar con un equipo de prensa de Fundayacucho, oportunidad que fue propicia para intercambiar con el becario venezolano en el exterior, sobre su experiencia de estudio en Argentina y cómo ésta le ha ayudado en su crecimiento personal y profesional.

“Yo lo verdad estoy muy agradecido a la política de cooperación que en materia de educación universitaria ha impulsado la Revolución Bolivariana, en beneficio de nuestra juventud; mi formación académica es el resultado de esas acertadas políticas para ayudar a las grandes mayorías, yo estudié mi pregrado en la Universidad de las Ciencias Pedagógicas en La Habana, Cuba; ahora me encuentro a punto de finalizar mis estudios de maestría en Buenos Aires, gracias a una beca de Fundayacucho; y todo esto se lo debo a la Revolución Bolivariana; hoy somos una generación que ha tenido el privilegio de vivir este momento histórico de transformaciones iniciadas por el Comandante Chávez y continuadas por el Presidente Maduro, que ha impactado grandemente en nuestras vidas”, resaltó Carlos.

Ser-becario-0002El joven destacó que para él “en primer lugar es un gran orgullo, una satisfacción personal, poder recibir de manos de Fundayacucho, una institución que ha sido recuperada en Revolución y ha sido puesta al servicio del pueblo luego de la larga noche neoliberal que vivimos en la Cuarta República, una beca de estudio para representar a lo mejor de la juventud venezolana que cree, confía y defiende este proyecto político, que le entregó a nuestro pueblo el protagonismo en la conducción de los destinos de la Patria”.

Para Carlos, “ser becario de Fundayacucho es un orgullo y a la vez una gran compromiso, pues se trata de no solo de aprovechar la oportunidad de estudiar, sino de luego retribuirle a la patria todo el esfuerzo realizado y lo invertido en nosotros, aportando desde el conocimiento adquirido, en la construcción de la Venezuela productiva”.

En ese sentido, el joven educador manifestó: “en mi caso aportando en las necesarias transformaciones del modelo educativo nacional para ponerlo a la altura de las actuales exigencias, que nos convocan a formar a nuestros jóvenes en valores, con una metodología científica que no pierda de vista los problemáticas sociales y donde la escuela y el maestro, el educador, desempeñan un papel fundamental en la formación de nuestros niños y jóvenes”.

Carlos expresó su agradecimiento a las autoridades de Fundayacucho por el arduo trabajo de estos años de Revolución, por “abrirles las puertas de la Fundación a las necesidades de la juventud venezolana y contribuir con tantos sueños y esperanzas hechas realidad, yo quiero agradecer a la gestión del Presidente de la institución, el camarada César Trómpiz, a su equipo de trabajo y todos los servidores de esta Fundación por todo el apoyo prestado”, finalizó el becario.

Prensa Fundayacucho