La Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho), es un ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Su historia está ligada a la formación de miles de venezolanas y venezolanos, haciéndose merecedora de un gran prestigio y reconocimiento nacional e internacional.

El 4 de junio de 1974, a más de cien años del fallecimiento del prócer de la independencia Antonio José de Sucre, Gran Mariscal de Ayacucho, según Decreto Presidencial Número 132 inicia el primer programa de becas para estudios a nivel superior de postgrado en Venezuela, bajo el nombre Programa de Becas Gran Mariscal de Ayacucho, oficina adscrita a la Coordinación de Planificación de la Presidencia de la República (Cordiplan).

Para el 13 de septiembre de ese año, parten al exterior los primeros mil becarios en consideración a las necesidades de formación de personal profesional establecidas en el V Plan de la Nación. En ese momento se enfatizaron las áreas de Ingeniería Petrolera, Desarrollo Tecnológico y Siderurgia para hacer frente al proceso de nacionalización de las empresas básicas. Luego de un año, el 1 de julio de 1975 se convierte en la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho) para ratificar la atención a las necesidades de capacitación profesional en el país, con el status de “identidad privada sin fines de lucro”.

Misión

Somos una institución del Estado venezolano que impulsa la universalización de la educación universitaria, orientada al desarrollo científico, tecnológico, la innovación, las letras, las artes y demás manifestaciones creadoras del espíritu. Promoviendo la socialización de saberes que potencian las capacidades, habilidades y herramientas del Pueblo y la Nación nuestramericana.

Visión

Ser la institución de referencia mundial que garantiza la universalización de la educación universitaria, que permite al ciudadano disfrutar del progreso científico, tecnológico y humanista generado por el intercambio de saberes de los pueblos de nuestramerica y que los pone al servicio de la sociedad y del desarrollo integral del hombre.

CAMBIOS EN REVOLUCIÓN

Con la llegada del Gobierno Bolivariano en 1999 se impulsó una rigurosa política para cambiar la concepción de entidad bancaria de la Fundación que mantenía a Fundayacucho como una organización que otorgaba créditos. Desde entonces, se atienden a los estratos sociales que durante décadas fueron menos favorecidos por los gobiernos de turno y se transforma en una organización de gestión social inspirada en la ética socialista.

El 02 de mayo del año 2006, el presidente de la República Hugo Chávez, junto al entonces presidente de Fundayacucho Jorge Arreaza, condona las deudas de todos los créditos emitidos para ese momento y la Fundación comienza su transformación hacia una institución de cara al pueblo.

Antes de la llegada del Gobierno Bolivariano, Fundayacucho otorgaba un promedio de 3 mil plazas por año. A partir de 2006, gracias al respaldo del Ejecutivo Nacional la Fundación quintuplicó el número de becas a 15 mil,  en 2008 superó las 88 mil becas otorgadas y para 2010 contaba con más de 120 mil becarias y becarios activos.

En 2012 con el Programa “Luis Zambrano: inventor del pueblo, para el pueblo” se dio un salto cualitativo en el otorgamiento de becas, mediante la modalidad de Poder Popular. Estudiantes con menores recursos económicos, madres solteras, poblaciones indígenas y personas con discapacidad fueron seleccionados becarios y becarias por sus consejos comunales; como muestra del empoderamiento del pueblo organizado.

El 23 de enero de 2014, como parte de la reestructuración de la Administración Pública Nacional que ejecuta el presidente de la República Nicolás Maduro, Fundayacucho pasa a ser ente de adscripción del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, de acuerdo a Decreto Presidencial publicado en la Gaceta Oficial Nº40340.

Actualmente la meta de esta institución es la de promover la formación y la capacitación de talento humano en la población de menores recursos económicos, y atenuar las marcadas asimetrías entre la región capital y el interior del país, mediante la democratización de ingreso a la Educación Universitaria por medio de la asistencia económica, para realizar estudios de pregrado y postgrado en el país o en el exterior y tiene por objeto:

1.    Otorgar becas para la capacitación de talento humano en las áreas técnicas y científicas definidas como prioritarias en los planes estratégicos de desarrollo económico y social de la Nación, así como los requeridos para la ejecución de los proyectos de inversión e impacto social fijados en los referidos planes.
2.    Fomentar la investigación e impulsar el progreso de la ciencia, la tecnología, las letras, las artes y demás manifestaciones creadoras del espíritu, para ponerlas al servicio de la sociedad y del desarrollo integral del hombre.
3.    Organizar congresos, seminarios, conferencias y otras actividades académicas que contribuyen con el proceso de formación integral del hombre y promover su mejoramiento conforme a las necesidades del desarrollo nacional y del conocimiento científico.
4.    Promover la integración de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y la cooperación internacional en materia educativa, específicamente con América Latina y el Caribe, a tal efecto otorgará becas u otras modalidades de financiamiento a estudiantes e interesados (as) que siendo extranjeros (as) cursen estudios dentro del sistema de educación universitaria del país y en el exterior de la República.
5.    Promover el intercambio académico de profesionales y técnicos que impulsen el desarrollo científico, tecnológico, deportivo, cultural y artístico con los pueblos de nuestra América, para así compensar las asimetrías y las deudas existentes entre ellos.
6.    Apoyar financieramente la ejecución de programas y proyectos derivados de acuerdos o convenios internacionales de cooperación educativa suscritos o a ser suscritos por la República.
7.    Fortalecer la organización de los becarios de la Fundación, con la finalidad de que estén al servicio del Estado para la ejecución de los planes de desarrollo del país y de las iniciativas de capacitación que las comunidades requieran.
8.    Impulsar el desarrollo de las comunidades organizadas, a través de la capacitación en las áreas exigidas por ellas, para la socialización de sus saberes en el ámbito de la educación popular, elevando las habilidades y capacidades comunitarias de los pobladores, dentro del territorio de la República Bolivariana de Venezuela.

Estos estatutos sociales marcan la diferencia en la Fundación de la cuarta República y la Fundayacucho de hoy que logró democratizar el ingreso a la educación universitaria por medio del apoyo económico para estudios de pregrado y postgrado en el país y en el exterior. En Venezuela no existe otro ente público o privado comparable a Fundayacucho, que ha permitido durante 38 años, la formación de más de 250 mil venezolanas y venezolanos en instituciones educativas nacionales e internacionales del más alto nivel y prestigio académico.

Con el Programa de Becas 2014 se suman 30 mil estudiantes universitarios de pregrado nacional al grupo de becarias y becarios activos.  

Fundayacucho